Información

Pasos para reducir el colesterol

Información
10 Agosto 2018 1854 votos

Es necesario seguir unas pautas para mantener estables los niveles de colesterol “malo”

El colesterol es uno de los lípidos o grasas más importantes que se encuentran en el organismo. Sirve fundamentalmente para la formación de las membranas celulares de los órganos y como materia prima para la síntesis de hormonas sexuales y las de origen suprarrenal.

 

En circunstancias normales, casi todo el colesterol del organismo proviene de los alimentos que consumimos y del hígado; que lo produce en cantidades importantes. El colesterol pasa a la sangre, donde es transformado por unas proteínas (especialmente diseñadas para ello) para luego ser distribuido hacia otros órganos y sistemas del cuerpo humano.

Popularmente a los dos tipos de colesterol que se conocen se les llama: colesterol bueno (HDL) y colesterol malo (LDL):

  • LDL (colesterol malo): en inglés significa lipoproteínas de baja densidad. Se llama colesterol “malo” porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de placa en las arterias.
  • HDL (colesterol bueno): en inglés significa lipoproteínas de alta densidad. Se llama “bueno” porque transporta el colesterol de otras partes del cuerpo al hígado. El hígado luego elimina el colesterol del cuerpo.

Si se tiene un alto nivel de LDL, esto significa que se tiene demasiado colesterol en la sangre. Esto, junto con otras sustancias, forma la placa que se acumula en las arterias, causando la enfermedad que se conoce como arteriosclerosis.

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando la acumulación de placa se encuentra en las arterias del corazón. Ello hace que se endurezcan y estrechen, disminuyendo  o bloqueando el flujo de sangre. Dado que la sangre transporta el oxígeno hacia el corazón, esto significa que ese órgano recibirá menos de lo que necesita, pudiendo causar una angina de pecho o un ataque.

Controlar los niveles de colesterol no es difícil, solo se necesita seguir unas pautas. Pero si por el contrario ya se tienen altos, a continuación se detallarán una serie de trucos para ayudar a hacer que estos no se eleven, y que además se reduzcan hasta lo que se considera que son niveles sanos

Cómo bajar rápidamente el colesterol

Saber cómo bajar rápidamente el colesterol no es difícil, lo que ocurre es que en ocasiones el estilo de vida acelerado que se lleva evita que se preste atención a cosas como esta. Si tras una analítica se observa que los niveles de colesterol que se tienen son elevados, lo mejor es seguir las siguientes indicaciones:

Realizar una dieta hipocalórica

Hay que llevar una dieta cardiosaludable. Una dieta saludable solo bajará un 20% el colesterol, pero es imprescindible realizarla. Los alimentos que principalmente la componen son: frutas frescas y verduras, cereales integrales, legumbres, pasta, pan integral, patatas, pescado azul, huevos (es un mito que sube el colesterol), frutos secos, semillas y aceite de oliva.

Se deben evitar los embutidos, la bollería industrial, los helados y cualquier producto que esté cargado de azúcares y grasas saturadas. En realidad seguir esta dieta es muy sencillo, ya que solo se deben cambiar aquellos alimentos malsanos por otros mucho más naturales y de ser posible sin procesar

Evitar el calor, el alcohol y el tabaco

Se sabe que cuando existe un consumo excesivo de bebidas alcohólicas, las enzimas en el hígado que se encargan de metabolizar las grasas, tienen a su vez que metabolizar el exceso de alcohol. Por lo que además de producir un aumento de grasa en el hígado (conocido como hígado graso) también incrementa el colesterol.

Por otro lado, el tabaco aumenta la concentración de grasas en la sangre (aumentando el colesterol LDL). Esto se debe, sobre todo, a la presencia del monóxido de carbono. La nicotina a su vez provoca que las arterias se vuelvan menos flexibles, favoreciendo su obstrucción.

Realizar ejercicio frecuentemente

Vivir una vida de forma mucho más activa, es un grandísimo aliado para rebajar los niveles de colesterol y disfrutar de una buena salud en general

Destacan especialmente los ejercicios aeróbicos, los cuales presentan el beneficio de reducir el colesterol malo. Los mejores son estos ejercicios, pues precisan sobre todo de oxígeno para su realización; especialmente por la intensidad que supone su práctica: caminar, correr, montar en bici o nadar.

Usar suplementación ajustada

Otro paso sería usar suplementos dietéticos. Muchos de ellos ayudan controlar la hipertensión arterial, siendo útiles cuando hay que estabilizar los niveles.

  • Hidroxitirosol: es un antioxidante que tiende a evitar la formación de trombos y la oxidación de las LDL, lo que impide el depósito de placa en las arterias. Aunque no reduce en sí los niveles, su efecto antioxidante controla el crecimiento de la placa.
  • Probióticos: estos microorganismos viven en el intestino. Cuando se hace la digestión, el hígado vierte al intestino sales biliares que contienen colesterol y este microorganismo ayuda a que se aumente la excreción de sales biliares en las heces, eliminando así el colesterol.
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi