Información

El lean manufacturing: en qué puede mejorar a nuestra empresa

Información
03 Septiembre 2018 1576 votos

 

La metodología de trabajo lean manufacturing es una de las estrategias que mejores resultados está dando en los últimos años en compañías de todo el mundo. Un sistema que, en líneas generales, se encarga fundamentalmente de ayudar a las diferentes empresas en el proceso de producción de su sector.

 

Lo cierto es que, en la actualidad, mejorar el proceso de producción de una compañía es uno de los factores principales que la hacen mucho más competitiva. Una mejora que, tal y como podemos ver en leanmanufacturing10.com, permite un aprovechamiento de los recursos humanos y de maquinaria más eficientes, una reducción de los tiempos muertos y de actividades que no añaden valor y un aumento de la capacidad de producción a un menor coste.

 

Qué es el lean manufacturing

El origen del lean manufacturing hay que buscarlo en el sistema de producción Just in Time desarrollado por la compañía japonesa Toyota a mediados del siglo XX. Una metodología de trabajo que pronto adquirió un enorme éxito, extendiéndose rápidamente a otros sectores de mercado y a otros países.

 

La filosofía lean manufacturing que muchas empresas están ya implementando tiene que ver, por tanto, con la mejora y optimización del sistema de producción. Esto se consigue, entre otras cosas, con la eliminación o la reducción de todas las actividades que no añadan ningún tipo de valor dentro del proceso de producción. Es decir, todas aquellas actividades que no aportan nada al cliente y que, en definitiva, ralentizan el proceso de producción.

 

A partir de aquí, entran en juego una serie de varias técnicas que se encargan de mejorar los procesos productivos. Para que nos entendamos mejor, el lean manufacturing lo que busca en definitiva es hacer más con menos, eliminar lo que no aporta valor añadido a los procesos. Y todo ello a través de menos recursos, empleando así menos tiempo, espacio y esfuerzos.

 

En el empleo del lean manufacturing participan y colaboran todos los niveles de la empresa, desde los directivos a los operarios pasando por los mandos intermedios. Todo el personal destinará los esfuerzos en tratar de eliminar lo innecesario para mejorar la calidad final del producto y reducir los tiempos de producción y el coste.

 

Ventajas de implementar lean manufacturing en una empresa

Son ya muchas las empresas de diferentes sectores que se vienen beneficiando en los últimos años de las grandes ventajas que supone el empleo de la metodología lean manufacturing. Algunas ya las hemos mencionado anteriormente, aunque las más interesantes podrían resumirse en las siguientes:

 

  • Incremento de la productividad en todos los niveles de la compañía
  • Mejora de la calidad
  • Incremento de las ganancias
  • Incremento de las ventas
  • Incremento del valor general de la empresa
  • Reducción de changeover
  • Reducción de inventario
  • Reducción en los plazos de entrega
  • Reducción en los costes de producción

 

No obstante, para alcanzar todas estas ventajas es necesario que la empresa cuente con un liderazgo comprometido y un entorno de trabajo que sea el más adecuado para los operarios. De esta manera, se podrán identificar y solucionar mejor todos los problemas que puedan surgir en el proceso de producción.

 

El objetivo final del lean manufacturing

Los mercados globales actuales viven en un universo muy competitivo, hasta el punto de que las grandes empresas, si quieren sobrevivir, necesitan implementar continuamente nuevas técnicas organizativas y de producción. Es precisamente de aquí de donde parte la importancia del empleo del lean manufacturing.

 

El objetivo final del lean manufacturing se resume en que el cliente reciba exactamente lo que quiere en el momento preciso. Este método sería precisamente el encargado de observar el tiempo total desde que el cliente hace un pedido hasta el momento de cobrarlo. Y, a partir de esta observación, se tratará de reducir dicho tiempo mediante la eliminación de todas las actividades que no añadan ningún tipo de valor.

Esto se traduce en una búsqueda de la calidad perfecta a la primera, que se consigue mediante la detección y solución de los problemas en su origen. A consecuencia de esto, la mejora en el proceso de producción de la empresa es continua, logrando reducirse los costes y aumentando la productividad a todos los niveles, con todo lo que esto representa.

 

Por otra parte, el lean manufacturing consigue que la empresa limite la producción en función de una necesidad del consumidor, sin que por ello se tenga que sacrificar la eficiencia. Al mismo tiempo, los volúmenes de producción son menores y se establecerá una relación a largo plazo y más duradera con los proveedores.


En definitiva, el lean manufacturing pretende reducir las actividades que ralentizan el proceso de producción y que, a la postre, no añaden ningún valor al resultado final. Una metodología que, a su vez, reduce el inventario, el tiempo de entrega, los costes y los espacios productivos, llegando a crear sistemas de producción más robustos.



esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi