Información

¿Qué ventajas tienen los centros de planchados frente a los demás aparatos para planchar?

Información
23 Mayo 2019 516 votos

Los centros para planchar pueden ser tus grandes aliados a la hora de preparar tu ropa.

Seguramente estés echando un vistazo por internet para buscar una nueva plancha y hayas descubierto, o incluso hayas oído antes, algo sobre las bondades de los centros de planchado. Hacerse con estos aparatos es algo sumamente sencillo, de hecho puedes hacerlo a través de este enlace de aquí; pero, ¿realmente son algo que valga la pena?

Existen muchos tipos de planchas diferentes, no obstante, cada vez son más las personas que recurren a estos centros atraídas por todas sus ventajas y todas sus funciones. ¿No sabes cuáles son? En ese caso, estás en el lugar más indicado.

Vamos a hacer un repaso a las ventajas de los centros de planchado frente a los demás aparatos para planchar. Se están ganando una presencia cada vez más extendida en más y más hogares y, como podrás comprobar más adelante, tienen razones más que suficientes para conseguir extenderse tanto.

¿Cuáles son las ventajas de los centros de planchado?

Las principales ventajas que tienen los centros de planchado frente a las planchas tradicionales hacen que estas pasen a ser algo completamente obsoleto. Si no te lo crees, tan solo echa un vistazo a lo que te vamos a explicar a continuación:

Planchas más rápido

Uno de los grandes problemas de las planchas más tradicionales es tener que esperar a que se calienten para que estén a la temperatura adecuada. Una situación de lo más habitual, pero que se erradica por completo si se recurre a un buen centro de planchado.

¿Por qué? Porque su potencia máxima es mayor, de hecho pueden superar los 3 kW fácilmente. Gracias a esto, se produce el calentamiento mucho más rápido, lo que a su vez permite que puedas empezar a planchar mucho antes. Así, esperas menos y acabas en menos tiempo.

Manejo fácil

En las planchas tradicionales, el depósito de agua forma parte de la misma plancha, lo que provoca que tenga un mayor peso y que manejarla pueda ser algo más complicado. En las planchas que van con los centros de planchado, este depósito se encuentra en el calderín, reduciendo el peso de la parte móvil.

Otra comodidad añadida viene a la hora de rellenar dicho depósito. El espacio es más grande y la capacidad también es mayor, por lo que sales ganando por partida doble. Tienes que recargar menos veces y, además, cada vez que lo hagas lo tendrás más fácil.

Sin problemas de cal

El agua que bebemos, que sale por el grifo y que usamos normalmente para planchar, puede contener altas dosis de cal. Al calentarse, además, el líquido se evapora y deja los sedimentos sólidos que, poco a poco, se acumulan y pueden llegar a provocar obstrucciones que impidan salir el agua más adelante y que estropeen seriamente tu plancha.

Los centros de planchado más modernos cuentan con potentes sistemas de protección antical que evitan que esta se acumule y la erradican. Esto provoca que puedas olvidarte de los problemas habituales que derivan de esta, como también que tu plancha dure mucho más tiempo.

Acaba con todas las arrugas

El gran problema de cualquier prenda de ropa son todas esas arrugas que se forman en los sitios más complicados, esas que exigen que se apriete con fuerza y se suelte mucho vapor para poder comenzar a eliminarlas. Las planchas tradicionales no tienen los medios necesarios para que esta tarea sea más sencilla; los centros de planchado, sí.

Estos centros, sobre todo los más nuevos, garantizan un caudal de vapor constante y con una mayor potencia a la hora de liberarlo. Al haber más cantidad, el tejido se reblandece más y las arrugas ofrecen menos resistencia.

Alisa la ropa y erradica las bacterias

Esta es una de las propuestas más modernas en materia de centros de planchado, y una que los dota de un valor añadido de lo más interesante. Además de alisar la ropa eliminando todas las arrugas, puedes hacer que tu plancha se convierta en una especie de desinfectante, acabando con todas las bacterias que haya en la ropa.

Es algo posible a través de modelos y programas determinados, pero que garantiza un planchado total y limpio sin dañar en absoluto el tejido. Algo que consigue a base de usar las cantidades de vapor adecuadas y las temperaturas también adecuadas.

Si ha llegado el momento de jubilar tu vieja plancha, no busques otro modelo similar y más moderno, ve directamente a por estos centros de planchado que tan bien te hemos detallado. Pueden ser algo más caros, pero lo que ofrecen a cambio es un producto mucho más completo, más eficaz, más cómodo y con mejores resultados. Algo que es muchísimo mejor.

Que teñen preguiza. Nunca quixeron traballar:  Denuncia; Envíanos los datos a holgazan@acciónytransparenciapublica.com     mais sobre preguiza..+