Imprimir

Factores a considerar para comprar un nuevo edredón

Información
Comunicados | 07 Diciembre 2020 | 1538 votos Regístrese para votar
social youtube xornalgalicia   feed-image

edredon 7 12 2020Comprar un nuevo edredón es una gran decisión. Hay muchos factores importantes a considerar, como el relleno, cómo se siente al dormir con él y, por supuesto, qué estética queremos conseguir para que la cama se vea bonita y cómoda. 

Al elegir un edredón para una cama, también se debe tener en cuenta la zona en la que vives: ¿es un clima cálido a lo largo de todo el año? ¿las noches son más frías? ¿o buscas un edredón que te mantenga siempre abrigado durante en cualquier época? 

Cosas a tener en cuenta antes de elegir un edredón nuevo

En la actualidad, la oferta de edredones es muy variada, y depende del relleno, el material con el que estén confeccionados, las medidas de la cama, el presupuesto y el propósito para el que lo uses, ya que puedes necesitar varios en función de la temporada.

Los diferentes factores que describimos a continuación te ayudarán a decidir cuál es el edredón más apropiado para ti, lo que te permitirá disfrutar un sueño reparador y saludable.

Tipo de edredón

En general y simplificando, podemos decir que existen dos tipos de rellenos de edredones. Los sintéticos, que son confeccionados con fibras como el poliéster, y los naturales. Estos últimos se hacen con pluma o plumón de ave. Los de plumón son mejores que los de pluma porque no contienen cañones (la parte más dura de la pluma) (que es la parte más difícil de las plumas). Además, pesan menos, pero tienen mejor aislamiento.

Existen dos tipos de rellenos nórdicos, en líneas generales y simplificando un poco. Los naturales, que están confeccionados con pluma o plumón de ave. Son mejores los de plumón que los de pluma porque no tienen cálamos (que es la parte inferior y hueca de la pluma). Además, pesan menos pero aíslan mejor. 

Los naturales son más cálidos y aportan más calor, al mismo tiempo que transpiran mejor y son más aislantes, aunque son más caros. Los síntéticos tienen la ventaja de que pueden durar más tiempo porque son más resistentes, a pesar de que no resguardan tanto del frío como los naturales. En el caso de que vivas en una zona con un clima cálido y necesites un edredón para una segunda vivienda o vacacional, quizás no valga la pena gastarse más de lo justo y necesario en un edredón, por lo que el sintético será muy buena opción.

Limpieza y cuidados

Este es otro de los factores que debes tener en cuenta antes de comprar un edredón. En un principio, aunque los confeccionados con pluma o plumón puedan parecer mejores, no pueden ser lavados en la lavadora, lo que dificulta en gran medida su limpieza. Los fabricantes no aconsejan lavar en casa los edredones de lujo o de buena calidad, ya que la tela se puede deteriorar y las plumas apelmazar. Por lo que, si te decantas por un edredón natural, ten presente que tendrás que llevarlo a la tintorería para someterlo a un lavado en seco.

Los edredones sintéticos, aunque ofrecen menos calidez, son mucho más duraderos. Puedes lavarlos en casa sin problemas y, por esta razón, son una estupenda opción para vestir la cama de la habitación de un niño.

Presupuesto

El presupuesto disponible para comprar el edredón es otro factor que te ayudará a decidir qué modelo elegir. Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, debes saber que existe un repertorio muy amplio de precios y calidades.

Si buscas un edredón de pluma o plumón, lo puedes encontrar desde unos 90 o 100 euros. Eso sí, recuerda que hay una infinidad de calidades diferentes en esta categoría, dependiendo del material, si se trata de gansos o patos, el peso / m2 del relleno, la calidad del tejido exterior, etc. En lo que se refiere a los edredones sintéticos, el precio de estos puede variar entre los 30 y los 90 euros, dependiendo de su calidad.

Otra cosa que puede aumentar el precio de un relleno nórdico es el hecho de que incluyan un tratamiento extra, aunque es normal encontrarlos ya con tratamiento antiácaros, muy oportuno para las personas alérgicas.

Calidad

Una vez que ya hayas decidido qué tipo de edredón es mejor para tu cama o la de tus hijos y estés listo para comprarlo, debes tener en cuenta algunas cosas que son importantes. Por ejemplo, comprobar el tipo de confección y fabricación de los edredones y elegir un modelo que tenga un buen acabado: lo ideal es que tenga costuras o bordados bien distribuidos para que el relleno esté bien distribuido en todo el edredón. Si no las tiene, el relleno puede apelmazarse en algunas de las zonas, lo que significa que perderá gran parte de su capacidad aislante.


También es recomendable fijarse en que el tejido exterior sea de buena calidad y lo suficientemente resistente para que el material interior no se salga. 

Categoría: Comunicados
Visto: 1538