Pérgolas y bañeras, las reformas más solicitadas en Galicia en verano

Información
Comunicados | 14 Julio 2021 | 2460 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

phpkDeJdI60eea974c4cadEl verano es un buen momento para realizar reformas, ya sea en la vivienda habitual o en la de veraneo. En Galicia, los pueblos y aldeas se llenan de visitantes que aprovechan para mejorar sus viviendas y adaptarlas a un máximo confort. La patronal cifra en un 20% el aumento de la demanda de reformas de viviendas en Galicia tras el confinamiento, y la venta de vivienda con espacios exteriores privados como jardines y terrazas alcanza cifras récord, según Idealista. ¿Cuáles son las mejoras más demandadas por los propietarios gallegos para mejorar la dotación de su vivienda este verano? Hemos consultado a los expertos en decoración y bricolaje online BricoValera, líderes en la región, y esto es lo que apuntan. 

Pérgolas y cenadores, los reyes del verano

El confinamiento ha cambiado las prioridades de los propietarios. El contar con una terraza o un jardín es un elemento más que debe tener la casa y no un lujo como hasta ahora. Las familias valoran más las viviendas que ofrecen espacio para vivir en el exterior sin tener que salir de la propiedad con intervenciones menores como la instalación de pérgolas o cenadores. 

Los diferentes tipos de pérgolas y cenadores que se venden cumplen una función clave: protegen las zonas de estancia de jardines y terrazas de los rayos del sol, generando sombras que ayudan a disfrutar aún más de ese espacio. 

En el mercado existen multitud de modelos y soluciones que se adaptan a las necesidades de cada espacio, tanto en estilo como sobre todo en precio. Eso sí, en el caso de las pérgolas y los cenadores, se plantean como opciones más rentables para espacios amplios. Pueden ser de hierro o de madera, e incluso de aluminio o acero. Las cubiertas, por su parte, aceptan materiales textiles o más ríquidos. 

Puertas, de interior y exterior

El tiempo actúa sobre cada uno de los elementos de la vivienda, si bien en el caso de las puertas su huella es mayor. Aunque el propietario no sea consciente del degaste, las puertas de acceso a la vivienda y las puertas de interior sufren los efectos del clima, el uso y el mal uso. 

¿Cada cuánto tiempo se han de cambiar? En este sentido, BricoValera se muestran tajantes: no existe una ciencia exacta que determine la vida útil de cualquiera de las puertas de una vivienda. Depende, eso sí, de la calidad del material de fabricación, las condiciones de utilización (si tienen más o menos trasiego) o el clima (sobre todo con las puertas para exteriores).

Cuando la estructura y seguridad de la puerta está comprometida o no es aconsejable realizar un pulido y un barnizado o pintado, será aconsejable acomenter la sustitución de la puerta o puertas en cuestión. 

Para exteriores e interiores, se imponen poco a poco las soluciones de puertas correderas, si bien ante presupuestos ajustados se sigue priorizando el sistema batiente tradicional. 

Las bañeras subsisten

Aun cuando existe un claro predominio en la demanda de platos de ducha sobre las bañeras, para determinados ambientes se valora muy positivamente disponer de este elemento, especialmente cuando hay niños muy pequeños en la familia, ya que en caso de que no se den las condiciones para un baño en la piscina, la bañera puede suplirlo y dar un momento de felicidad a los pequeños. 

El catálogo de bañeras que ofrece el mercado es extraordinariamente amplio: desde bañaras vintage a las integradas en la pared del baño. En este caso, la instación de las bañeras requiere de obra para eliminar los azulejos de la pared y el sueño de esa área, y acoplar las tuberías y desagües para la evacuación del agua. Posteriormente, también se ha de realicatar la zona de instalación. Evidentemente, esta vía implica un mayor desembolso por parte del propietario. 

Otra opción cada vez más contemplada por los gallegos es la instalación de bañeras con patas. Con esta solución, el propietario se ahorra todo el procedimiento de levantado y adaptación de los suelos y la pared, con el ahorro que implica en mano de obra y azulejos para el alicatado final una vez está acoplada la bañera. El precio en sí de las bañeras también es más económico.

La variedad de modelos disponibles de bañeras con patas es amplia, y más diferenciada de lo que ofrece el mercado en bañeras para pared. Se puede optar por diseños más vintage que evocan las series de época o propuestas más modernas, acordes a los nuevos tiempos. 

Las mayor desventaja de este tipo de bañeras radica en que tienden a ser más profundas que las instaladas integradas, a lo que se suma la altura de las patas, por lo que para entrar y salir hay que tener más cuidado, y las posiciones para utilizarlo como lavadero para mantas o piscina para niños resultan más forzadas.