Imprimir

La Equilibrista editorial presenta sus novedades en narrativa: “Perversiones de andar por casa”, “Un paseo por la playa” y “La picazón”.

Información
Comunicados | 17 Enero 2022 | 1089 Votos

Perversiones de andar por casa” es una colección de relatos que tienen en común una especie de convencimiento sobre la imposibilidad de narrar algo grande, algo realmente importante, heroico o elaborado. Entonces, los relatos se caen en las lindes, e intentan, desde ellas, ordenarse con pequeñas descripciones acerca de la inadecuación de todos los individuos a su medio, de su incomodidad esencial, del mismo modo que su autora se encuentra, incómodamente, entre las letras y fuera de ellas.

 

Marina Aguilar (El Puerto de Santa María, 1990) es licenciada y Máster en Filosofía y en Psicoanálisis. Su Catálogo de enfermos mentales ganó el certamen Enjambre Literario (2017). Ha publicado cuentos en editoriales, revistas y blogs como Quimera (2019), Paideia (2018) Culturamas(2017), La Fanzine literaria (2016) o Vuelo de Cuervos (2016).

Oí decir a alguien (probablemente a un escritor lo suficientemente reconocido y que nos cae tan bien como para no querer dudar de su palabra salvo si se cuenta con una fuerza de voluntad que consiga doblegar los prejuicios positivos hacia dicho escritor resultantes de la falacia de autoridad, pero que quizás, solo quizás, no podemos dejar de utilizar para vivir en este mundo con una ilusión mínima de sentido) que cuando uno escribe debe dejar de ser quien es para ser otro. (Perversiones de andar por casa, La Equilibrista)

Un paseo por la playa” es una novela juvenil escrita con un estilo directo y sencillo en que se mezclan el género romántico con el de suspense. Una obra que parte de un lugar común, idílico y calmado, para dirigirse a una encrucijada de imprevisibles consecuencias.

Las vacaciones que Inés va a pasar con su madre y su hermano pequeño en un pequeño pueblo de la costa no parece que vayan a ser las más divertidas del mundo. Sin embargo, a raíz de entablar amistad con unos vecinos y conocer a un enigmático y atractivo joven, el verano toma un cariz radicalmente diferente, más cuando comienzan a aflorar secretos del pueblo largamente ocultos.

Belén Vilaseca (Barcelona, 15 de enero de 1998) ha estudiado diseño gráfico y visual en Eina, escuela adscrita a la Universidad Autónoma de Barcelona. A los doce años empezó a escribir sus primeras historias, que, con el tiempo, se han ido convirtiendo en relatos con un cariz más retorcido y tenebroso.

Bajo la gran puerta de hierro hay un agujero por el que todos pasamos a rastras intentando llamar la atención lo menos posible. Tengo frente a mí ese pasillo marcado por grandes árboles de nuevo. Lo cruzamos pegados por el lado izquierdo, por si las moscas alguien mirara, cosa que es bastante poco probable, y llegamos a la puerta del edificio, que está completamente cerrada.” (Un paseo por la playa, La Equilibrista)

La picazón” es un relato en el que resuenan con contundencia ecos de Kafka y Mario Levrero, y donde Rubén Pino nos teje la trama de un personaje gris que acaba engullido existencialmente por los abismos de la vida cotidiana.

Tras una rutinaria mañana, Hugo expone a su jefe que al día siguiente debe ausentarse para llevar a cabo una gestión burocrática en el Servicio Municipal de Solicitudes.

Lo que debía ser una jornada tranquila en la que enfrentar un mero trámite y aprovechar para descansar, acaba convirtiéndose en una auténtica odisea.

Rubén Pino es sociólogo por la Universidad de Chile. Se ha desempeñado profesionalmente en el ámbito de la investigación y consultoría, en temáticas que van desde el desarrollo rural hasta la gestión de programas sociales, tanto en Chile como en el resto de Latinoamérica.

Cada segundo era como una pieza de rompecabezas que iba tomando ordenadamente su posición para revelar la imagen final de la humillación. ¿Es necesario que el victimario esté presente para perpetrar la humillación? Hugo sabía la respuesta, por eso se aferró al enojo para actuar, y así fue que decidió pararse e ir a almorzar. No obstante, sujetó el plateado pomo de la puerta y las dudas se instalaron nuevamente en su cabeza, cual sombrero de calce perfecto: «¿Y si eso de volver a las cinco era por otros temas, distintos del mío?” (La Picazón, La Equilibrista)

https://www.laequilibrista.es/categoria-producto/narrativa/

social youtube xornalgalicia   feed-image
Categoría: Comunicados
Visto: 1089