Los métodos efectivos que permiten combatir el cáncer

Información
Comunicados | 22 Julio 2022 | 1960 Votos | Correo electrónico | Imprimir

quimioterapia publiserEl cáncer no es una única enfermedad, aunque tenga el denominador común de multiplicar las células descontroladamente. Por ello, ha sido siempre una patología difícil de tratar y cuyo éxito ha dependido mucho del diagnóstico precoz y preciso. Como históricamente se descubría cuando tenía una expansión notable, surgieron multitud de métodos para acabar con él, a veces de manera desesperada. Por suerte, se desarrollaron nuevas técnicas de diagnóstico y, al mismo tiempo, mejoraron los métodos para tratar esta patología al tiempo que surgían otras alternativas.

Mejor prevenir que curar

Como indicábamos arriba, lo que ha mejorado enormemente los índices de supervivencia en el cáncer ha sido su diagnóstico precoz. La prueba de biomarcadores permite buscar genes, proteínas y marcadores tumorales que indiquen, o bien la posibilidad de desarrollar una neoplasia en el futuro o la presencia de una antes de que dé la cara.

Quimioterapia

Cuando hablamos de cáncer, la quimioterapia es uno de los tratamientos cuya mención nunca falta. Se trata de la administración de una serie de fármacos que destruye agresivamente las células cancerígenas, pero es conocida su dureza. No obstante, décadas de uso y desarrollo han permitido mejorar su eficacia reduciendo lo máximo posible sus indeseables efectos secundarios.

Terapia hormonal

En algunos cánceres, como el de próstata o mama, la administración de hormonas permite que su crecimiento se enlentezca o se detenga.

Hipertermia

Mientras los tratamientos anteriores actúan de manera general, la hipertermia actúa localmente, calentando las células cancerígenas sin afectar a las células sanas circundantes. Este tratamiento tiene variantes, como la oncothermia, nanotermia o hipertermia electro-modulada aplicada en la Clínica checa, que actúa en profundidad sobre la capa externa de las células cancerígenas y se aplica en conjunción con la quimioterapia o radioterapia.

Inmunoterapia

El cuerpo está armado de las herramientas para combatir el cáncer. De hecho, lo hace habitualmente a pequeña escala, provocando una muerte celular sobre aquellas que comienzan a perder el control en su multiplicación. Esta terapia refuerza el sistema inmunológico para que los leucocitos actúen específicamente sobre las células malignas.

Radioterapia

Junto a la quimioterapia, es uno de los tratamientos más habituales, pero, del mismo modo, su agresividad sobre las células tumorales puede afectar a las circundantes. No obstante, a diferencia de la quimioterapia, actúa de manera focalizada, centrándose en la zona y actuando de tal manera que se reduzca la exposición en las zonas sanas.

Terapia fotodinámica

La terapia fotodinámica comienza con la administración de un fármaco que actúa en cuanto recibe la exposición de la luz. Por lo tanto, los efectos secundarios del fármaco se limitan mayormente al área patológica. Sin embargo, es conveniente señalar que, debido a las propiedades de la luz, solo puede actuar a 1 centímetro de profundidad sobre la piel, lo que limita su aplicación.

Cirugía

Si el tumor tiene unos límites definidos y está contenido, sin poner en riesgo a otros órganos, puede ser extirpado por el cirujano. Si se realiza a tiempo, correctamente y no se ha producido metástasis, esto elimina en gran medida el riesgo de remisión.

social youtube xornalgalicia   feed-image