Información

Envíos de dinero: qué son y cómo se realizan

Información
13 Noviembre 2018 410 votos

¿Sabías que una en cada siete personas en el mundo ha recibido o enviado dinero? Esto se debe a que los envíos de dinero se utilizan para saldar deudas, pagar bienes y servicios o simplemente para ayudar a nuestros seres queridos.

Gracias a la globalización y el desarrollo tecnológico, ni siquiera hace falta realizar un pago o entregar una ayuda económica en persona.

Existen múltiples vías para efectuar envíos de dinero, pero primero es importante entender en qué conllevan estas transacciones.

Tipos de envíos de dinero

 

Aunque muchas personas realizan envíos de dinero, no todas lo hacen por las mismas razones ni a través de los mismos canales.

Existen tres tipos de envíos de particulares.

Remesas: la ayuda económica enviada por trabajadores expatriados a sus familiares que todavía se encuentran en su país de origen.

Envíos de pago: monto de dinero que se envía con el propósito de pagar por un bien o servicio, usualmente destinado a la cuenta bancaria de la entidad que lo ha proporcionado.

Envíos transaccionales: cualquier otra transferencia que busque hacerle llegar un dinero a una persona ajena a nuestra familia por motivos de logística, conveniencia o necesidad.

Una vez que tenemos claro el tipo de envío que queremos hacer, podemos elegir con más precisión la vía por la cual realizaremos el mismo.

El recorrido de los envíos de dinero

Todo empieza con un remitente y una necesidad.

La persona debe escoger a través de qué vía quiere realizar su envío, tomando en cuenta las necesidades y limitaciones tanto suyas como de su beneficiario.

A través de un banco: si la transacción se inicia desde un banco, el remitente puede enviar dinero directamente desde su cuenta o proporcionar al cajero in situ con el efectivo que desea enviar. Desde allí, el banco transfiere el dinero a otra cuenta bancaria aplicando el coste de comisión y la tasa de cambio

A través de una compañía de envío de dinero: al ser empresas especializadas, tanto el remitente como el beneficiario tienen más opciones a la hora de enviar y recibir sus remesas. Dependiendo de las necesidades de cada uno, se pueden seleccionar diferentes formas de pago y elegir entre recogida en persona, a domicilio o transferencia bancaria.

A través de una aplicación móvil: los ‘mobile wallets’ y las aplicaciones móviles están ganando popularidad gracias a que el 36% de la población mundial posee un smartphone. Si tanto el remitente como el beneficiario tienen cuentas bancarias compatibles con la misma aplicación, pueden utilizarla como intermediario para realizar la transacción.

La mejor opción para el público en general

Como comentábamos, cada opción tiene sus puntos a favor dependiendo del tipo de envío de dinero que queramos llevar a cabo.

Sin embargo, existe una opción un tanto superior a las demás para los envíos convencionales.

Si no buscamos enviar una cantidad de dinero muy elevada, necesitamos un cambio de moneda a una tasa justa, queremos que la transferencia sea rápida y económica, una empresa de envío de dinero como Ria Money Transfer es la mejor opción.

Para el remitente, existen muchas vías para realizar el pago. El dinero puede provenir de una cuenta bancaria, una tarjeta de débito o efectivo.

Dependiendo del país de envío, la transacción se puede hacer en línea, como es el caso de España, Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

Por otro lado, el beneficiario puede recoger su remesa en un punto de venta asociado o recibirla en su domicilio.

Ahora es cuestión de analizar qué empresa de envío de dinero ofrece el servicio que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Te animas?