ARCO IRIS denuncia una gigantesca tala de 54 hectáreas con la benevolencia y permisividad de la Xunta.

Información
Galicia | 12 Mayo 2021 | 2286 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

taladescomunaleucaliptosteixeiroLos servicios de control forestal de ARCO IRIS han localizado una tremenda tala de alrededor de 54 hectáreas (equivalente a 108 campos de fútbol), en la parroquia de Foxado (Concello de Curtis).

 

La zona albergaba una masiva presencia de especies forestales autóctonas, hoy reducidas a astillas.

 


Después de una exhaustiva investigación por medio de las imágenes del sistema de satélites SENTINEL y el programa de la ESA, se pudo llegar a la conclusión de que esta incalificable agresión contra el medio ambiente tuvo lugar entre septiembre y noviembre de 2020.

 

ARCO IRIS ha dado cuenta hace ya unos días de esta nueva atrocidad forestal tanto al SEPRONA como al cuerpo de agentes forestales de la Xunta. Hasta el momento, no ha sido posible obtener información adicional acerca de otros pormenores de la tala, situada al lado del Río Mandeo.

Tanto la enorme extensión afectada como esta íntima cercanía a uno de los últimos ríos salmoneros de Galicia hace aún más grave el impacto ambiental causado a toda la zona.

Es aún prematuro aventurar cual ha sido el propósito último de esta aberración, a la espera de los informes oficiales. Pero hay al menos tres posibilidades: Convertir la parcela en un eucaliptal, en un pastizal o, simplemente, haber servido de combustible para la planta de biomasa de Teixeiro.

La última posibilidad es compatible con cualquiera de las dos primeras. La anunciada moratoria al eucalipto en Galicia pudo haber sido el detonante para esta locura que confiere a este desgraciado territorio una apariencia propia del Vietnam del napalm o de la Tunguska siberiana.

Dada la magnitud del asunto, ARCO IRIS insta a Medio Rural a ofrecer todo tipo de detalles acerca de si la tala en cuestión tenía licencia y como es posible que, de ser así, se hubiera hecho a matarrasa.
Asimismo, ARCO IRIS traslada a la opinión pública como es posible que puedan autorizarse estas barbaridades y, en caso de no ser así, qué medidas va a adoptar MR para evitar que, en el futuro, se repitan en Galicia estos espectáculos tercermundistas, más propios del Amazonas que de un país civilizado.