Arco Iris, Adega, Ortegal y Monfero lideraron la representación de Galicia en la manifestación de Madrid contra los megaproyectos de renovables en zonas rurales que pretende implantar por la fuerza Feijóo

Información
Galicia | 17 Octubre 2021 | 1581 votos | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

manifestacionmadrideolicasArcoIrisEl lema de la manifestación fue "Renovables sí, pero no así', por el que las asociaciones convocante reclamaron "una transición energética que ponga por delante los beneficios para las personas". Algunos de los manifestantes se manifestaron así contra las placas solares.

 

Confilegal: 

Procedían de toda España. Casi llegaban a 200 asociaciones y plataformas ciudadanas que se dieron cita en la calle de Atocha ayer por la tarde en Madrid para exigir un modelo de transición energética «distribuido y justo», que no se limite a reemplazar los combustibles fósiles por fuentes de generación renovable a gran escala.

Convocados por la Alianza Energía y Territorio (Aliente), mostraron su preocupación por la incidencia que tienen los megaproyectos renovables en las zonas rurales, «donde la despoblación constituye un auténtico drama social, que se verá agravado con la invasión del territorio por un desarrollo industrial que no genera empleo en el entorno local y le resta atractivo como destino para nuevas iniciativas y proyectos de vida».

Bajo el lema ‘Renovables sí, pero no así’, las asociaciones convocantes de la protesta han destacado la necesidad de «una transición energética que ponga por delante los beneficios para las personas» y, de cara a las administraciones, trasladar la propuesta de una revisión completa del modelo energético «con un enfoque científico, medioambiental y social» para enfrentar el cambio climático.

En este sentido proponen «una transición hacia un modelo distribuido basado en el ahorro, la eficiencia energética y el autoconsumo, rechazando el modelo centralizado de renovables a gran escala, sin planificación ni ordenación territorial y sin participación ciudadana».